lunes, septiembre 05, 2005

Este fin de semana

Volviendo a las 8 de la mañana de una fiesta, un amigo al cual voy a llamar NN, me dice:
"Parece que Juan se agarró a la cumplañera".
Esto no me tendría nada de raro, nisiquiera teniendo en cuenta las cualidades amatorias de Juan, sino porque recién habiamos salido de una fiesta de despedida de un amigo que se iba a vivir a canada.