martes, octubre 11, 2005

Del cine

Escribir sobre una película me es muy difícil. Primero, porque de alguna manera uno intenta contar la trama sin dar demasiados detalles como para que esto no arruine el final y segundo porque una critica lleva un porcentaje de subjetividad (en la mayoría de los casos bastante grande) y considero que nadie puede llegar a decir, sin probabilidad de error, que una película apesta.

Este problema toma proporciones bíblicas cuando considero el hecho de que en la mayoría de los casos la gente que habla de cine, para bien o para mal, mide sus conocimientos por la cantidad de películas que vio y por las horas que se sentó en la oscuridad a ser atacado por los rayos catódicos. Este dudoso sistema métrico de calidad, me llevó a dudar sobre cualquier persona que intente darme argumentos sobre cualquier película, sin contar que es a su vez un arma de doble filo, porque con el mismo razonamiento, cualquier niño de 12 años, que obviamente nos lleva horas y horas de ventaja frente al televisor, podría asegurar que la tríada del padrino le parece un verdadera bazofia en comparación con Harry Potter, la cual para el, mantiene una trama compleja con las suficientes cualidades técnicas para atrapar la imaginación del espectador, mientras elabora una compleja historia que mezcla magia y fantasía durante sus 3 horas de duración, todo sobre el cielo en una escoba voladora.

Evidentemente este problema en algún momento llegó a oídos de los auto denominados críticos de cine profesionales, y en un intento de llevar sus puesto de trabajo hacia lo que parece una ciencia de estudio fáctica, utilizan una enumeración de cualidades técnicas, que por supuesto son un misterio para la mayoría de los mortales que no fuimos a una escuela de cine o que no tuvimos el tiempo para leerlo en internet. Y sin siquiera pestañar frente a sus computadoras pueden aseverar que una película se destaca por su dirección de arte, y que aunque el guión es bastante pobre y los actores no cuentan con el beneficio de la dicción, vale la pena ir a verla. De esta manera, la próxima vez que se vean encerrados en la oscuridad de un cine mirando una película de un director iraní sobre un niño y sus zapatillas perdidas (no, no se rían que esa película existe) ya saben a quien culpar.

De todas maneras esto no significa que haya que dejar de leer las criticas, ya que gracias a algunas de ellas pude disfrutar de grandes películas y me ahorre una cuantiosa cantidad de pesos en otras. Mi propuesta es dejar de lado la objetividad y moverse en línea recta hacia la subjetividad, dejando en claro que nuestra opinión sólo vale para nosotros y que el resto es simplemente confianza. Siguiendo esta simple directiva pronto podremos leer criticas de cine realmente sinceras.

Se que este cambio es bastante radical y es por eso que a continuación me despido con un par de propuestas de diferentes modelos críticos que pueden usar a discreción:

“Para mi La guerra de las galaxias no tiene otro beneficio que el de verla en cine, porque de esta manera puedo ver los efectos especiales y realmente disfrutar del sonido, y si tengo que verla en un televisor, al igual que a Día de la Independencia, prefiero ver un comercial de “el pibe yogurisimo”.

“En mi opinión la película intitulada LOS GOONIES es la obra maestra definitiva del séptimo arte. Ésta no sólo nos deja con ganas de más, sino que gracias a dios nunca hicieron la segunda parte, lo cual puede arruinar a muchas películas (díganme si parque jurasico 1, no hubiera sido mejor sin las otras 2)

“Tim Burton es dios”

“No entendí matrx, pero igual hay tipos volando por todos lados... así que tan mala no es ”

3 Comments:

Blogger El blogudo said...

Coincido con lo de Condorito: fue un golpe que aún hoy no he podido superar.

12:20 a. m.  
Anonymous botija said...

porque leer la critica para ir a ver una pelicula? sabes si te va a gustar o no desde antes de entrar, o todavia no definiste que tipo de cine te gusta?

12:44 p. m.  
Blogger GOMEZ said...

la verdad... necesito ver una pelicula para saber si me gusta o no.

llamame anticuado, hippie, buenmozo, lo que quieras... pero hasta que no pasan las letritas del final no tengo opinion formada sobre nada. Es mas en muchos un mal final te tira la pelicula al caño.

2:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home